Autocuidado: me hago cargo de mí mismo

Pequeñas acciones llevadas a cabo diariamente son autocuidado.

Hablando de autocuidado sé que sólo yo puedo hacerme cargo de mi estado físico, intelectual y emocional. Hoy tengo otra perspectiva de mi cuidado y se centra en micro-acciones diarias.

Lo que como tiene mucho impacto en mi vida. Mi comida cambia mi estado de forma casi inmediata. Al hacer consciencia de que sólo yo puedo autocuidarme, inicié un cambio paulatino que me ha traído hasta donde me encuentro actualmente. Hoy, pruebo constantemente formas de sostener el balance de mi organismo, eso es lo que he entendido que es el autocuidado. Experimento con alimentos para ver si funcionan en mí, y que no necesariamente funcionarán en otros.

Ahora me dedico a hacer consciencia de lo que pongo en mi cuerpo. Por ejemplo, lo que cocino, lo que como en la calle, lo que me pongo en la piel es objeto de revisión. Observo la regularidad con la que uso ciertos productos. Leo e investigo cuáles son sus componentes y la forma de fabricación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *